Paperdrop, startup acelerada por el programa de aceleración Empenta VII de ESADECREAPOLIS, visitó el programa Revolució 4.0 de Catalunya Ràdio, dónde Marc Gallegos y Daniel Quesada explicaron el proyecto.

Paperdrop es una plataforma que realiza tests de diagnóstico rápido basado en tecnología de Flujo Lateral (FL), y se trata de un papel que se le añade nanotecnología para que sea eficiente y aparezca el color correspondiente en caso de positivo o negativo. La tira de papel se moja con la sangre y por capilaridad empieza a subir y se mezcla con las nanopartículas, que harán que salga el color correspondiente dependiendo de los parámetros detectados dentro de la muestra.

Este método se puede utilizar para detectar enfermedades a bajo coste. Actualmente la empresa ya lo está desarrollando para unas enfermedades concretas, y también tiene una plataforma muy potente para optimizar muchos de estos biomarcadores que se utilizan para detectar nuevas enfermedades en los centros de investigación. Actualmente están en colaboración con otra entidad por ejemplo, en hacer un test para detectar el riesgo de sufrir un ictus isquémico, pero también se enfocan en enfermedades por daño inducido por medicamentos.

Según sus fundadores, “Paperdrop nació con el objetivo de democratizar el diagnóstico y facilitarlo a las personas. El papel es poco costoso y reciclable, por ello podemos llegar a desarrollos a menos de un euro a niveles de costes de producción”. Su idea es abaratar tanto los costes como para llegar a esto y llevarlo al sistema de salud, facilitando la realización de diagnósticos muy complejos y costosos.

La startup también apuesta por la medicina preventiva. Inicialmente estaba pensado para médicos, para ayudarlos en la toma de decisiones y actualmente también se utiliza para la monitorización de los pacientes que ya han sufrido un ictus, por ejemplo.

A día de hoy la empresa ya está empezando a trabajar en los primeros tests pero necesitan financiación para acabar de financiar su plataforma tecnológica y lanzar el producto al mercado. Son productos diagnósticos que necesitan de una certificación y regulación aprobada, y esto tiene un desarrollo de 4 a 5 años.

Para saber más, podéis recuperar la entrevista en este enlace.